Nuestra Historia

Sobre Fundación PIEDAD

Fundación PIEDAD abrió su primera escuela en 1983 en la comunidad de Linda Vista de Río Azul. Desde entonces, en Costa Rica, PIEDAD ha aperturado cuatro escuelas y una escuela más que cuenta también con educación secundaria. La creación de Centros de Educativos en lugares como Limoncito de Limón, Barranca de Puntarenas, Los Cuadros de Guadalupe y Los Guido y Torremolinos de Desamparados, ha posibilitado la atención integral de más de 70.000 niños y niñas, generando oportunidades para construir un futuro esperanzador.

Desde el nacimiento, la Fundación ha apuntado sus esfuerzos en favor de las comunidades que el Gobierno de Costa Rica define como las más vulnerables, en donde se lucha contra la pobreza extrema y la delincuencia. Los niños y las niñas que viven en estas comunidades a menudo se enfrentan a la exposición y naturalización de fenómenos como la prostitución, el uso de drogas y la violencia doméstica desde sus vecindarios y hogares. Ante este tipo de realidades, surge PIEDAD con el propósito de promover un cambio favorable en Costa Rica transformando la vida de los niños y niñas mediante la educación.

Fundación PIEDAD considera que al mostrar a los niños y niñas una manera diferente de pensar y vivir, no sólo mejoran sus vidas, sino también las vidas de su familia y de toda la comunidad.

El gobierno de Costa Rica reconoce a la Fundación PIEDAD como entidad líder en prácticas educativas y se asocia con la organización para ofrecer talleres dirigidos a docentes y administrativos en todo el país. Constituyéndose de este modo, la posibilidad de facilitar y replicar la experiencia y credibilidad en materia de niñez, que aportan más de tres décadas de servicio en el país.

Además, PIEDAD también apoya a las comunidades indígenas, canalizando donaciones dirigidas a niños y niñas, con el fin de contribuir en la satisfacción de sus necesidades básicas.

Reseña Histórica

“Era el año 1982 cuando nació el precario de Linda Vista de Rio azul. Yo siendo pastor en el Centro de Desamparados (San José – Costa Rica), vi la necesidad de ayudar a los niños y niñas que se encontraban en riesgo social y gran necesidad.

Sus casas eran cartones y latas viejas. No teníamos recursos para apoyarlos, pero empezamos con lo que teníamos a la mano. Recogíamos alimentos y ropa en el transcurso de la semana y el domingo un grapo de apoyo social lo llevaba y repartía. Luego buscamos apoyo de amigos en Costa Rica, Estados Unidos y Canadá. Unimos esfuerzos y construimos unas instalaciones muy básicas que nos permitieron empezar en el año 1983. Esa primera escuela en Linda vista, fue el inicio de lo que más tarde se desarrolló y llegó a ser lo que hoy se conoce como la Fundación PIEDAD.”

– Pastor Rodolfo Sáenz Salas, Fundador Fundación PIEDAD – Costa Rica.

Junta Administrativa

Rodolfo Sáenz Salas

Johnny Esquivel Tenorio

Mary Kathleen Mahon

Oscar Emilio López Jiménez